17 de enero de 2010

Noticias desde Haití

Nos ha llegado esta carta de amigos del Movimiento Humanista en Azua en República Dominicana, que explican cómo están las cosas en Haití y cómo están ayudando ellos:


"Azua de Compostela, R.D.
16 de Enero de 2010


Reciban nuestros abrazos y los más firmes y nobles sentimientos humanistas, de los integrantes del Movimiento Humanista en la República Dominicana, y de manera particular de nosotros los azuanos.
En la noche del 15 de Enero de 2010 efectuamos una reunión en la casa del compañero César Arias y abordamos de manera principal el tema de la tragedia del terremoto en Haití.
El impacto de esta situación del hermano pueblo haitiano nos tiene conmovidos y apenados ante la pérdida de tantos seres humanos estamos en la impotencia de no hacer cuanto requieren en estos momento estos hermanos, dado el hecho de que todavía muchos de ellos permanecen bajo los escombros, sin saber si podrán ser rescatados con vida.
La magnitud de esta tragedia y las cifras aún no precisas de muertos es escalofriante, la vulnerabilidad en sus infraestructuras de este pueblo que es el más pobre del hemisferio es una de las causas frente a fenómenos de esta naturaleza que ha generado tantas víctimas. Para nosotros y para cualquier humanista del mundo es inevitable sentir el dolor, la angustia la tristeza y la desesperación frente a la situación por la que atraviesa ese pueblo humilde y laborioso.
Toda la solidaridad material del mundo, no basta para consolar la pena y el dolor que embarga a este pueblo, pero el apoyo solidario en todo el sentido de la palabra es necesario.
En relación a la situación concreta, muchísimos de los heridos han tenido que ser recluidos en distintos centros de salud de la República Dominicana, en Azua en el Hospital Regional Taiwán han ingresado una cantidad considerable de personas afectadas en las que nosotros también hemos ido en su auxilio; brigadas de jóvenes bajo nuestra orientación ayuda también en esa labor.
Aquino se ha dispuesto a servir de intérprete al idioma o dialecto creol, que es el que hablan en su mayoría los heridos, para posibilitar un mayor desenvolvimiento.
César Arias en esa misma labor de solidaridad estuvo pasadas las 12 de la noche en dicho centro de salud prestando su ayuda y servicio en esa labor solidaria.
Se ha dispuesto el traslado de algunos de esos heridos a la ciudad de Santo Domingo por su delicado estado de salud, anunciando la Dirección Migración que dispone de flexibilidad para que estos sean trasladados, pero lamentablemente bajo el costo económico de sus familiares, lo que evidencia que la solidaridad gubernamental no es plena.
En la mañana de hoy, algunos medios de comunicación locales, realizan un radio maratón para la ayuda con el pueblo haitiano donde la población común se manifiesta de forma masiva en apoyo al pueblo que sufre consideramos que la solidaridad tendrá que prolongarse por mucho tiempo, dado que frente a las devastaciones de éste terremoto tendrá que reconstruirse practicamos un plan al más largo plazo de solidaridad, es decir, ¿Adónde irán todos los heridos que hoy están en esos centros de salud? ¿Quiénes les darán seguimiento? ¿Cómo sobrevivirán? Si siempre el sistema maneja y aprovecha políticamente las tragedias de los pobres capitalizan toda esta situación a su favor, pasados varios días ya no se acuerdan de los mismos, como fue aquella tragedia que pasó precisamente en la frontera dominico-haitiana en Jimaní, donde todavía aún quedan desamparados y olvidados por las autoridades".

No hay comentarios: